“Para entender proverbio y declaración, palabras de sabios, y sus dichos profundos.” Proverbios 1:6

Generalmente hablando, un proverbio se caracteriza por encerrar una doctrina, un contenido con mensaje de moralidad. Por otro lado, una declaración se refiere a frases o sentencias expresadas por individuos con un alto nivel de sabiduría.

Las palabras de sabios siempre tendrán un contenido edificante, están orientadas a transmitir información que conduce al hombre por el camino correcto, hacia el éxito.

Un “dicho” encierra un mensaje que puede tener desde un contenido gracioso o chusco, hasta una enseñanza. En este caso, un “dicho profundo” se refiera a expresiones que instruyen, que proporcionan una lección positiva.

Los proverbios de Salomón aumentarán la capacidad de comprender conceptos que ofrecen la posibilidad de elevar el entendimiento humano y que conducen al crecimiento personal. Sin embargo, es preciso que, al estudiar estos proverbios, se tenga la actitud de investigar para discernir correctamente el significado intrínseco del mensaje.

En conclusión, al entender los proverbios de Salomón, estaremos a la altura para comunicarnos con personas sabias, podremos conversar e intercambiar ideas con individuos que tienen el interés de ser de edificación y de ser edificados y nosotros mismos seremos edificantes y edificables.

Nuestra mente se abrirá para comprender cada vez con mayor facilidad la correcta manera de actuar en la vida, para tomar las mejores decisiones, para dar el mejor consejo; para interactuar adecuadamente con la creación, de acuerdo con nuestro Creador y con el Creador mismo.