¿De qué manera obtengo fe o cómo la aumento? Adquiriendo información positiva y haciéndola parte de mi persona. 

¿De dónde obtengo información positiva? Hay muchas fuentes, pero existe una que es segura, confiable y no ofrece la posibilidad de errar.

“Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.” (Romanos  10:17)

Observemos que se trata de un razonamiento deductivo, el cual inicia con una premisa general (la fe es por el oír) y termina con un hecho específico (por la palabra de Dios). Para obtener fe es necesario usar como conducto nuestro oído, y para “oír” requerimos de utilizar la vía de la Palabra de Dios. Así que, según este razonamiento deductivo, la fe se adquiere escuchando la Palabra de Dios. Pero esto va aún más lejos, porque el término “oír”, en este contexto, proviene del latín “auris” que implica “llegar al conocimiento de algo”, por lo tanto, la fe se obtiene por medio del conocimiento de la Palabra de Dios y, en este mismo contexto, “conocer” implica “experimentar”. En conclusión, la fe se obtiene al poner en práctica la Palabra de Dios como parte integral de nuestra persona o, en palabras más claras, la fe se adquiere al experimentar a Dios por medio de Su Palabra.